A Priori Services – La clave del éxito para “Quiero ser Rico” I/III

(Madrid, Agosto 2010 , yago.amat@aprioriservices.com)

Los especialistas en negocios coinciden en muchos motivos para lograr el éxito empresarial y por consecuencia el financiero. Pero el que más destaca es que nunca es cosa de suerte, ni se origina en personalidades especiales o superdotadas, sino en una gestión esepcífica de las ideas.

Entremos a ver las causas principales que,en opinión nuestra, ocasionan que una idea lleve al éxito a las empresas, y a partir de ahí intentemos entender porqué las empresas fallan en sus proyectos.

Está claro que el primer elemento que lleva al éxito al empresario es el deseo de llegar a algo grande, o a algo que trascienda. Unos le llaman “soñar en grande” otros le denominan “la habilidad de arriesgar”… pero todos coinciden en que el emprendedor, como su nombre lo dice,es una persona que está dispuesta a volver a perder con el objeto de llegar a la meta.

Ahí encontramos el segundo punto fundamental en el que coincidimos todos los que estamos en el mundo e la empresa: no se llega a un objetivo indefinido, se llega a la meta, cuando ésta, por principio, existe. Y parece simple, sin embargo después de un tiempo de conocer el mundo de la empresa, de haber cometido errores, y de ver como los las empresas mueren,  la realidad es clara: sin objetivos no se llega a ellos. Son conceptos tan simples y a veces tan lógicos, que asombran, pero la realidad es que si no se tiene una visión, aunque sea muy ambiciosa, todas las decisiones que se tomen llevarán a un incierto, que probablemente liquidará la empresa.

Tenemos ya los dos primeros elementos: el ímpetu y el foco.  Tener una visión y luchar por ella con todo el riesgo que implica hacerlo es la base fundamental de cualquier empresario. Sin lucha y esfuerzo, sin cosntancia y rigor enfocados a una meta no se saldrá de la microempresa que sufre. y para ello tenemos que tomar en cuanta estos objetivos cómo deben ser, basados en la teoría de BestYearyet.com, en la que coincidimos con muchas cosas, aunque les podrían faltar elementos que vermos a continuación. Pero primero veamos que dicen en BYY:  los objetivos deben ser SMART… (del inglés Spescific, Meassurable, Attainable, Relevant  and Time bounded),  es decir:

Específico (Specific)- Vale… “quiero ser rico” es nuestro objetivo de análisis en este post…  que no es específico para nada: no sólo por que no sabemos cuánto es ser rico, porque no define esta visión en qué momento se llega a ser rico. Es un objetivo genérico y podo claro, y que incluso difiere entre una persona y otra. De tal forma, decir, quiero tener ahorrado en tanto tiempo  X dinero, es mucho más claro que nuestro objetivo difuso. Tener una meta clara y concreta nos permitirá perseguirla y buscar lograrla. Un objetivo sin meta, es entonces un grito de guerra sin mucho contenido… mal asunto entonces. Este objetivo se queda en el contenido emocional, que no está mal, pero quien lo desee y se lo establezca como visión personal, lo mas problable es que nunca lo logre, pues no sabe en realidad qué quiere lograr.

Medible -(Meassurable) Las metas que nos fijamos no pueden concretarse a “quiero ser rico”. Este objetivo, que puede o no ser válido, está claro que es un deseo común, sin embargo no define qué significa ser millonario. Pues para unos es ganar 100,000 € al año, y para otros es ser como CR7 © (copyright por si acaso). Esto significa que no es un objetivo medible y sobrecargado de un deseo emocional, lo cual sí es importante, pues es un distintivo del emprendedor. Sin esta sobrecarga no hay ímpetu y no se llega… pero a cuándo llegar al concepto “ser rico” si no lo defines. Más claro que el agua.

Lograble (Attainable) –  a, quiero ser rico, para mí puede significar, si lo corrginos en tener 1500 millones de euros en el banco este mes… vale. Ni ganando la lotería varias veces lo vas a lograr, mucho menos si más que visión es fantasía. Los objetivos y sus metas deben de ser logrables, deben tener una notoria carga de fantasía y deseo, pero deben de ser posibles. Quiero ser rico en tres meses, o quiero tener 1500 millones en 5 años, son objetivos que rozan el absurdo, para mí punto de vista, que no es lo que importa, sino que quien se fije un objetivo y lo transforme en una meta lograble tenga en razón que es lograble y no fantasía. Incluso hay metas relacionadas con objetivos que son logrables, pero parcialmente, es decir, que eventualmente se llegará, o que depende de condiciones externas.

Relevante –  Cuando hablamos de objetivos enfocados a una visión específica, y a las metas que consideramos necesarias para lograr esa misión es fundamental definirlas con un sentido lógico de causalidad… por ejemplo, para ser rico tengo la meta de tener un coche rojo. Pues va a ser que no es relevante. Definir objetivos ulteriores a una visión deben de buscar tener relaciones de causalidad. En realidad es aquí donde se pierden los empresarios, pues definen objetivos que creen que tienen relación con el fin último, esto no es así, y por consecuencia no saben el motivo de porqué las cosas no funcionan. Sin embargo detectar que un objetivo y su meta correspondiente se logre o no, no es relevante para el fín último, o la visión de negocio es un gran logro para el empresario/emprendedor, cuando lo detecta y ajusta.

Acotado en el Tiempo (Time bounded) – Esto signifa que si tenemos un objetivo la primera pregunta es ¿cuando se logra?… por que decir “quiero ser rico” si lo logras a los 103 años… poca utilidad tiene ya. Sobretodo si vives el promedio europeo que ronda los 80’s. “Ser rico” después de muerto hará feliz a algún nieto… si acaso. El objetivo y su meta deben estar determinados entonces con la suficiente claridad, realidad, emotividad y temporalidad, que permita ser lograble.

Si volvemos a redactar el objetivo quedaría “quiero tener unos ingresos anuales de X,000 € al mes en un plazo de X años, a través de mi negocio X que tendrá un margen de X% y de mi otro negocio que tengrá un margen del x%.  es un objetivo más SMART que el decir “quiero ser rico”… y aunque sigue teniendo sus errores de concepto (un bocata para quien lo adivine) es un objetivo más claro, sensato, real, perseguible y por consecuencia Lograble. La base del éxito es entonces en primera instancia tener ímpetu, y despúes tener un objetivo que defina que es el exito para mí.

Siguiendo con la conversación, el siguiente elemento importante que define las relaciones de causalidad en el tema del éxito profesional, encontramos que estos objetivos que nos definimos ya de manera SMART, tienen que tener otras características que se obviaron por BYY y que para nosotros es fundamental al momento de definir un Plan estratégico, que es al final de lo que se trata:

Soportado por un Plan: fijarse un objetivo que no puedo controlar, es como querer cambiar el precio del euribor, por el simple hecho de soñarlo, definir el objetivo. Y puede parecer un absurdo, pero para lograr un objetivo tenemos que tener el control de los elementos que llevan a ese objetivo. Por ejemplo, decir, mi objetivo comercial de este año es de X euros… Pero no hago nada para llegar a este objetivo. Es decir, que para determinarlo debe haber detrás una acciones y un plan que aseguren que se realizan esfuerzos que modifican el resultado obtenido de la meta. Decir, quiero vender 10 y no hacer nada, más que esperar es dejar a la suerte el resultado. O esperar vender mediante a nuncios en medios publicitarios equivocados, (muy común por cierto) es otra forma de esperar sentado a que la meta se logre sola. En conclusión, un objetivo SMART, con su meta definida debe tener siempre un plan de accción que busque su consecución

Empático con quien los dirige: El objetivo que se define debe y tiene que ser empático con quien lo define. Si no me gusta vender, pero el objetivo es vender… mal asunto. La motivación detrás de la consecución en la meta sin la motivación necesaria… mal asunto. Si se quiere lograr una misión, debe esta estar íntimamente relacionada con la persona que la define. Incluso me atrevo a decir, que para qué seguir una meta si su resultado motiva, pero no su camino. Para eso hay otras actividades más eficientes. como puede ser, no hacer nada.

Ético: Hay poco que decir en esto que no sea claro, pero un objetivo poco ético tiende a crear detractores que ayuden a que no se logre, por debajo del cuestionamiento moral obvio, desde una vision práctica de negocio, no sería recomendable…

Presupuestable: Parece que se repite el tema de “medible” sin embargo un presupuesto para lograr un objetivo y sus metas es una tarea que nadie hace y que al final aunque parezca gratuito suele implicar desde tiempo del directivo, teléfono, o hasta la chorrada de un folio, sin embargo al momento de decidir las vías de acción para pelear un objetivo es importante medir la viabilidad y la rentabilidad de la inversión que haremos. Trabajar en casa cuesta aunque no lo parezca, escribir este blog, leer este blog… si no tomamos en cuenta que para llegar a un objetivo tenemos que invertir algo, mal lo llevamos.

Continuará….

En el siguiente capítulo “Las claves del éxito:Yo soy Así II/III” entenderemos el motivo por el cual los objetivos no se cumplen, y por consecuencia no llegamos a la visión. Por lo pronto os dejo una pregunta que hace una Peli que vi ayer que me ha gustado y que está relacionada: ¿Cuánto pesa la molicha que llevas en la espalda al momento de emprender? y no me refiero a cosas o personas… me refiero a prejuicos, paradigmas, ideas, que limitan tus posibilidades. Incluso me atrevería a preguntarte: ¿sabes lo que te limita para lograr tus objetivos? ve preprarando una lista, pues de eso hablaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: